Públicidad
¿Cómo publicitar aqui?

Desde Cucaier Entre Ríos explicaron porqué se frustró parte del operativo de donación de órganos de esta mañana. ‘No es culpa de nadie», aclaró la vocera oficial.

Última actualización:
hace 281 días

«Si bien cada operativo de donación de órganos es una carrera contrarreloj porque tenemos que ser rápidos y efectivos, el procedimiento tiene sus tiempos y hay muchos pasos en el protocolo que seguir. Y en ese camino hay muchas cuestiones que no dependen ni de los médicos ni de la logística, sino que van allá, cómo pueden ser las inclementes climáticas o el mantenimiento del donante, y es por eso que nosotros lo informamos hasta que el operativo concluye», inició Ramírez.

En cuanto a lo ocurrido puntualmente esta mañana, la Vocera del CUCAIER amplió : “Cada equipo de profesionales asignado, qué en este caso son de Buenos Aires, viene a realizar la ablación del órgano asignado y ese traslado sí o sí debe ser vía aérea. En este caso, como el aeropuerto de Concordia no estaba operativo, se programó que los aviones de los equipos de trasplante aterricen en el aeródromo de Concepción del Uruguay y, a partir de allí, los bomberos, policías o ambulancias, los trasladarían a Concordia. Pero para aterrizar en C. Del Uruguay, los aviones tienen que ser de menor porte a los asignados para este equipo, y a su vez, se registraron inclemencias climáticas de mucho viento y posibilidad de tormenta, tanto en la Ciudad de Buenos Aires como en Entre Ríos, que impidieron que estos aviones puedan despegar y aterrizar en el aeropuerto de Uruguay”, detalló.

Aeródromo de Concepción del Uruguay
Aeródromo de Concepción del Uruguay

Por ello, lamentablemente, la logística de este operativo multiorgánico, o sea, los órganos que iban a ser distribuidos para pacientes de equipos de Buenos Aires, no se pudo llevar adelante. No obstante, «lo que si se pudo realizar en el Hospital Masvernat es el operativo de donación de riñones, porque éstos se ablacionan con cirujanos locales y el traslado sí puede ser vía terrestre ya que – a diferencia del corazón, pulmones, hígado, etc – tienen más tiempo para ser implantados”

En cuanto a qué pasó con esos órganos, la vocera del INCUCAI lamentó que no se pudieran distribuir, “pero eso escapa a lo que humanamente podemos hacer nosotros”, remarcó la funcionaria e insistió: “La verdad es que no es culpa de nadie, ni del Aeropuerto de Concordia ni el de Concepción, ni médicos, ni nadie. Hoy, el proceso de distribución multirorganico se tuvo que abortar por inclemencias climáticas, pero a veces ocurren otras cosas como que el órgano no es viable o porque no hay pacientes compatibles en ese momento. Y las personas que están esperando el trasplante saben que estas cosas pueden pasar. O sea, se aborta por un montón de circunstancias médicas, o clínicas, o por cuestiones de logística, lo que pasa es que nadie se entera”, concluyó.

Volver a la portada
Compartir

Bienvenido al archivo de Diario Junio

Ingresá tus datos para acceder al archivo