Públicidad
¿Cómo publicitar aqui?

El detonante será el hambre

Pero el trabajo que han hecho es feroz, las fuerzas sociales han sido decapitadas de dirigentes: nadie cree en nadie, y los responsables de lo que está ocurriendo son efectivamente, como lo han dicho ellos hasta el cansancio, la Casta. Y si, la casta de mediocres y corruptos que tomó el control de la historia luego que fueron exterminados los «subversivos», tal el mandato expreso de una presidente democrática que apellidaba Perón. Y cuando decimos los «subversivos», no estamos hablando de quienes tomaron las armas para «subvertir» con violencia el modelo económico de saqueo instalado por la Junta Militar Genocida. Estamos hablando del Plan de apropiación de las economías más débiles que comenzó luego de la segunda Guerra Mundial y continúa hasta nuestros días[i]

El grupo de aquellos intelectuales que tempranamente preveían el destino de colisión de un modelo económico social inaugurado a fines del siglo XVIII, y exacerbado hoy, hasta sus últimas consecuencias, que son las que estamos presenciando en vivo y en directo, sin anestesia. Los auténticos subversivos, o sea de acuerdo con la RAE, los que querían reemplazar el orden social vigente, por otro completamente opuesto en su concepción y valores.

Muertos los Lebhenson, los Cooke, y tantos otros, fueron reemplazados por los Manzano[ii], los Grosso, y el resto de la canalla que «robaba para la corona» pero que en realidad robaban para sí, mientras que al payaso le proveían de gatos siliconados y ferraris de utilería, para que se creyera un playboy del subdesarrollo.

Esa segunda línea avanzó a los espacios que quedaban libres, producto del vaciamiento de una camada histórica, a manos de los genocidas que sistemáticamente asesinaron 30.000 y amedrentaron al resto que se refugió, aterrada, en sus cuarteles de invierno.

Esta segunda línea, carecía de la capacidad intelectual y de sacrificio de los exterminados. Pero paradójicamente otra carencia fue la que los habilitó a usurpar el poder de las organizaciones políticas, para usarlas en beneficio personal: la falta de moral y honradez, que datos más, datos menos, es la nota que iguala a los Bordet, a los Schiaretti, a los Bahl, a los Frigerio, a los Macri, a los Morales y a los Massa… y la lista es interminable, usted la conoce y puede completar.

Son los que cuando quieren explicar lo inexplicable, te dicen con cara de quien comparte una verdad revelada: «sin plata no se hace política» para justificar lo que roban, que obviamente no lo destinan a «hacer política» sino a engrosar sus patrimonios mal habidos.

Son los que avalan, desde el poder político y financiero, que Rosario se haya convertido en Sinaloa, porque ellos habilitan estos escenarios de locura y muerte, porque se llevan sus «mordidas» sin exponerse.

Los que están unidos por un hilo invisible con los sicarios que matan inocentes, siendo tan y más responsables que los sicarios de las vidas inocentes que truncan diariamente. Para no abundar en detalles, lean la Carta que el Papa Francisco escribió sobre este tema.

COMO SEGUIRÁ ESTA HISTORIA

Los detalles habrá que buscarlos en los diarios del día siguiente, mientras tanto podemos ver el huevo de la serpiente que se está incubando, aquí y ahora.

Vivo cerca de un cajero bancario que es visitado por quienes habitan dos de las villas miseria más grandes de la ciudad que habito. Cotidianamente paso por él y desde hace varis semanas presencio un creciente y sobrecogedor escenario: parejas con hijos, y/o personas solas, que se acercan a las máquinas con sus tarjetas, las meten y teclean infructuosamente, una y otra vez, ilusionados con encontrar alguna moneda para comer, pero están vacíos, y luego de insistir tantas veces como su esperanza los habilita, salen con rostros congestionados, con expresiones de desencanto, mezcladas con desesperación. Algunos se quedan deambulando por ahí, pero la mayoría inicia un cansino derrotero hasta los miserables sitios que habitan.

Ese es el límite, el que marcará la reacción: el hambre. Nadie puede vivir indefinidamente sin comer. Y nadie tampoco soporta mucho tiempo la mirada con hambre de sus seres queridos.

Y presumo que esta vez no será, como en otras anteriores, que los eventos de saqueo eran previstos y organizados desde algunas organizaciones que pretendían representar los sumergidos. La desesperación que estoy comenzando a percibir, no es administrable por caudillejos, será tan espontanea como violenta e incontrolable.

Ojalá me equivoque. 

 

[i]

https://www.eumed.net/libros-gratis/2012a/1180/index.htm

[ii]

José Luis Manzano, el renacido: la historia del hombre que se quedó con Edenor

 

Volver a la portada
Compartir
  • ciudadano conciente

    Tan claro como el agua clara!! Preste atención la «casta» burguesa!!!!

  • No hay plata para comprar alimento, así como en Desarrollo Social del Sr. Aristide, se gastaron el presupuesto en pavadas.
    Después Aristide les pide la renuncia a Niez y todo el equipo para lavarse las manos, típico de radicales el culpar al otro en vez de reconocer sus errores. Triste, muy triste mi querida Concordia.

  • en el pais de la comida, ciudadanos con hambre y sin trabajo, más hdp, no se puede ser. que votan y avisándoles. más tarados y con odio no se puede ser. en un país heredado y pacífico, pero muy auto destructivo.

  • Muy interesante mirada de la realidad que atraviesa Concordia.

  • Da miedo imaginarlo, ojalá te equivoques

  • Compartir esta noticia
    ¡Quiero publicitar en Diario Junio!
    Cerrar anuncio
    Escribe aquí abajo lo que desees buscar
    luego presiona el botón "buscar"
    O bien prueba
    Buscar en el archivo

    ¿Qué es un newsletter?

    Si te registras, te enviaremos noticias actualizadas todas las semanas. Recopilaremos y resumiremos las noticias más destacadas del momento para que no te pierdas nada importante.

    Ingresá tu correo
    para recibir los newsletters

    ¿Qué es un newsletter?
    Bienvenido al archivo de Diario Junio

    Ingresá tus datos para acceder al archivo