Director: Claudio Gastaldi
Concordia
sábado 20 de julio de 2024
Buscar

Los «herederos autopercibidos» de Macri desesperan sintiéndose abandonados

Sabrán disculparme, pero creo que estamos frente a un acto magistral de Ciencia Política; en mi paso por la universidad, hace ya más de medio siglo, siendo educado en Economía Política, en una Facultad de Ciencias Políticas, el titular de esa cátedra, inauguraba sus clases con una frase que en si misma constituye una apología del lugar común: La política es el arte de lo posible, afirmaba, para luego medir el impacto de su sentencia en un público de nóveles estudiantes universitarios que ingresábamos respetuosamente en el universo de la educación superior. Algo que nunca cuestioné, a lo largo de años, hasta la llegada de MM a nuestra cotidianidad política. De alguna manera vino a demostrarnos que, por el contrario, la política es el arte de lo imposible, o al menos, que la frontera de ‘lo posible’ se ha corrido hasta la de lo impensable hace algunos años.
Hace 333 días

Con artes poco habituales, y envalentonado luego de demostrarse así mismo, y de paso, a todos nosotros, que contra todos los parámetros que nos fueron inculcados por los administradores de la moral y las buenas costumbres, que se encargaron de nuestra educación social, que es posible cometer delitos a la vista de todos y no ser perseguido por la Ley, y mucho menos sancionado por ella. Con la condición de, primero, colonizar a la justicia y poner a cargo de ella a mediocres amanuenses, pero por, sobre todo, carentes de cualquier principio ético o moral, que pudiese entorpecer sus planes.

Logrado este objetivo, se introdujo en el campo de la política nacional, habiendo tomado nota a través de su paso por los negocios con el Estado, que para que la perinola muestre la cara: toma todo, había que sentarse en EL sillón y apropiarse de LA lapicera.

Cosa que logró rápidamente, conectándose con los más inescrupulosos hijos putativos de Alfonsín. Y en un congreso, que, para humillación personal, será recordado como el ‘de Gualeguaychú’ logró que pícaros y mediocres, a pesar de la sentencia del recitador ilustre del Preámbulo de la Constitución, que afirmara pocos años antes que: Macri es mi límite, nada menos que el destinatario de su lapidaria sentencia, no solo tomara el control de la divisa política que había honrado, y, como si esto fuera poco, ser ungido como el candidato a presidente de los sucesores de Alem y de Irigoyen. Fuertísima ironía del destino que vino a demostrarnos que la política, al contrario de lo que enseñaba mi profesor, es el arte de lo imposible.

Pero como su ambición es insaciable, a pesar que nos robó junto a sus cómplices unos 150.000 millones de dólares en solo 4 años, (pasamos de deber el 56 % de un PIB, al 90 %, o algo parecido, para el caso es igual), se quedó con gusto a poco. Y contra lo que algunos piensan, no es hambre de gloria lo que lo motiva, un objetivo que lo desvela poco y nada. Lo que lo mueve son otros sentimientos: el odio y la codicia. El primero porque no tolera haber perdido la reelección, porque finalmente los argentinos alcanzaron a entender quién es, y por la misma razón, tampoco pudo presentarse como candidato a esta contienda de 2023, porque ha logrado el dudoso éxito de haber perdido el grueso de su capital político personal, por la misma razón.

Y la codicia porque es un virus autoinmune que devora la capacidad de sentir la satisfacción de conformarse con lo que se tiene, a quien ha sido atacado por él. Un virus civilizatorio, que, con esta etapa del capitalismo neoliberal ha devenido en pandemia incontrolable.

EL PRO Y EL RADICALISMO SIENTEN QUE FUERON DESHEREDADOS, SIN ADVERTIR, QUE MM JAMÁS PENSÓ DEJARLES ES LEGADO.

Los grandes derrotados de la hora, son la dupla Rodríguez Larreta – Gerardo Morales, en primer lugar, y la ‘piba montonera’ en segundo lugar, aunque ella todavía no lo sabe.

Recién se están desayunando que él carece de la víscera que provoca el «afectus societatis», un sentimiento que jamás ha experimentado; muchos recordamos cuando hace pocos meses, en un reportaje de TV, ante una pregunta de un periodista, no dudó en afirmar que él era un hombre honesto, que el delincuente era su padre, algo que no registra antecedentes en la historia de la canalla global.

Y, mientras los que se creían sus socios, están amaneciendo al desamparo y la soledad de quienes son repudiados públicamente, él, con su astucia poco común, fertilizada por su absoluta falta de empatía y sentimientos de lealtad, planifica el asalto final al poder, usando como front-line, una macchietta horrorosa, un personaje entre patético y siniestro, construido como un mal remedo de chuki, que inventó de la mano de su control de los medios de incomunicación masiva que posee, la Nazión y LN TV, y el resto, que están en manos de siniestros como él. Un remedo caricaturesco del cómico que fue ungido en Ucrania y la llevó a una guerra que ha costado la destrucción de su país y la muerte de cientos de miles de compatriotas. Alguien de quien, en privado, se ríe a las carcajadas.

Pero convengamos que pudo crearlo porque desde la recuperación de la democracia, la dirigencia que ha controlado nuestra historia a demostrado con creces, su incapacidad y falta de principios para llevarnos por la senda de la justicia social, la equidad económica y la defensa de nuestra soberanía. Generando una masa de argentinos desposeídos y sobre todos desesperanzados, que ya no creen cantos de sirena, y mucho menos ahora en que los controladores de nuestra economía, se han lanzado con fiereza a destruir sus ingresos, pero sobre todo sus ilusiones a futuro.

¿Ganará Milei? Vaya uno a saber, pero el número de desencantados/desahuciados en nuestra Argentina presente es tan numeroso y esta tan enojado que todo puede pasar.

Mientras tanto, el nefasto prepara su huida para dentro de pocos años, luego de concretado el asalto final a nuestro capital social, que intentaría de la mano de su engendro monstruoso; y si lo logra, a disfrutar un exilio dorado, porque le ha prometido a Antonia, a quien le cumplirá su deseo de llevarla a otro país a recibir educación, porque la pobre está harta del bullying al que la someten sus pares escolares cuando se enteran que es su hija.

  • Me pregunto qué pensarán, qué dirán, qué análisis harán los votantes de Milei quien dice que va a terminar con la casta política y ya declaró que incorporaría a Mauricio Macri a su gobierno en un cargo que no existe y que habría que crearlo. O sea, afuera los Ministerios , afuera la casta, pero crearía un cargo dentro del Estado para el más casta de las castas. Encima, la superministra que pondría al frente de ese gran ministerio, cuya denominación no recuerdo, es una periodista que no tiene ni un solo día en gestión y que fue productora de Majul. Ahora empezó a decir que la dolarización sería gradual y los cambios serían graduales. Terminaría con los planes, pero también sostiene que la asistencia debe permanecer.
    Pero bueno… los sub 30 que votaron a Milei no leen análisis político, no ven programas políticos donde se hacen análisis políticos; sólo se informan por redes y se informan muy fragmentadamente y descontextuadamente; además, de falacias y tergiversaciones. ¡Pobres! Creen que el entuerto de estos ocho años lo va a solucionar alguien que, en realidad, sería el peor de los peores. Como dice el dicho: desesperados de salir de guatemala, nos metemos en guatepeor.

Escribe aquí abajo lo que desees buscar
luego presiona el botón "buscar"
O bien prueba
Buscar en el archivo
Bienvenido al archivo de Diario Junio

Ingresá tus datos para acceder al archivo