Públicidad
¿Cómo publicitar aqui?

Por qué votaría (o No) a la dupla Rodríguez Larreta – Gerardo Morales

Última actualización:
hace 316 días

Hecho este introito, tomaremos la opción de buscar las propuestas de gobierno concretas de la dupla que se presenta como la que tendría las mayores posibilidades de liderar las opciones del espectro conservador del electorado.

NO SE PUEDE EVADIR EL PASADO

Muchos candidatos cuentan con la ayuda de la ‘amnesia mediática’ que les conceden los mentimedios de desinformación masiva; como R. Frigerio, que nos es ‘vendido’ por los medios hegemónicos como una ‘novedad política’ cuando en realidad, quedamos muchos testigos vivos de su complicidad con el menemismo y el bustismo. Incluso ocultan su pasaje como superministro por el macrismo duro, tratando de correrlo del definitivo desprestigio en que ha caído el ex presidente que los argentinos supieron votar, quien, entre otras cosas, casi duplicó en términos de PIB nuestra deuda pública, cuyos devastadores efectos estamos sufriendo hoy en carne viva.  

Pues bien pareciera que RF no tuvo que ver con eso, incluso tampoco se nombra que fue el gestor coimisionista de la alocada deuda en dólares que tomó Bordet y que caerá por sobre todos nosotros en pocos meses. Evento que el astuto gobernador prevé amortiguar con una futura cámara de diputados ‘amiga’ en la que ha puesto, (además de él mismo) y nada menos que, en tercer lugar, a su cónyuge.

Perdón, volvamos a Rodríguez Larreta – Gerardo Morales.

Mal que les pese, y a pesar de las decenas de millones de dólares que puede haber invertido en ‘amnesia mediática’ no puede renunciar hacerse cargo de su pasado, por más que lo intente.

Ud. quizás no se acuerde (P. Bullrich, sí) Pero él y su aliada, “Heidi” Vidal, fueron los responsables del PAMI, cuando pidieron la coima a Favaloro, quién, superado por tanta canalla humana resolvió que ya no valía la pena seguir viviendo y se suicidó. 

Sí, el hombre que con sus aportes a la ciencia salvó, y lo sigue haciendo, las vidas de miles y miles a lo ancho y largo del planeta, resolvió quitarse la propia ante el pedido de coima de los responsables del PAMI en aquel entonces (R. Larreta era el máximo y Heidi Vidal su asesora estrella) para pagarle las acreencias que tenía la Fundación que había creado con la obra social de los jubilados. Y esto no lo dice el escriba, lo denunció el mismísimo Dr. Favaloro en su carta póstuma de suicidio.[i]

Patricia Bullrich y un «homenaje» a René Favaloro para mojarle la oreja a Horacio Rodríguez Larreta

¿Se puede borrar este magnicidio de la memoria popular? Por supuesto que no, aunque La Nazión y el Clarín lo han intentado infructuosamente con sendas editoriales infames, que sólo sirven para ratificar lo que quieren negar. Cualquiera las puede googlear.

Por las dudas, la dejamos publicada al final de esta nota.

Volviendo a R. Larreta: para saber lo que haría con el país, no hay que ser futurólogo ni analista político. Solo basta con ver lo que ha hecho con la ciudad de Buenos Aires, de la que es capitanejo por autoridad concedida oportunamente por MM.

Solo diremos que es el distrito en el que fijan domicilio (y tributan) el 90 % de las sociedades anónimas responsables del saqueo argentino. Y para refutar anticipadamente a quienes quieran desmentir estas palabras, repetiremos las de Llaryora, alguien de su mismo palo, que ilustró detalladamente los privilegios absolutamente injustos que goza el distrito que ha administrado R. Larreta. Permítanme refrescarlos:

[ii]“Tiene un montón de condiciones que en el interior no tenemos. El área metropolitana tiene las tarifas de colectivos y trenes más baratas porque concentra “un 85 por ciento del subsidio al transporte” y que “la luz es más barata porque Camesa tiene subsidios cruzados” que beneficia más al área metropolitana. Y abundó «no hay gestión del jefe de gobierno porteño porque (al transporte) lo gestiona el ministerio nacional».

“En las provincias “el agua y las cloacas las tenemos que gestionar nosotros”, mientras que “AYSA es una empresa que la pagamos todos (los gobiernos provinciales) pero solo presta servicio en Capital y Buenos Aires”. También cuestionó la administración de la seguridad. “Los 10 mil policías federales los pagamos todos los argentinos. En Córdoba tenemos más habitantes que Capital Federal y no tenemos nada de policía federales”.

 “No administrás el transporte porque te quedás con el 85 por ciento de los subsidios, no administrás el agua y las cloacas, tenés toda la Policía Federal, ¿y venís al interior y querés dar explicaciones de cómo gobernar? Por lo menos tené el decoro de no venir como un maestrito ciruela”.

Llaryora insistió que “esas injusticias que genera el centralismo son padecimientos y sufrimientos que tenemos en el interior”. No obstante, dejó claro que sus cuestionamientos “no son para le saquen la ayuda” al AMBA “sino para que la expandan y nos den las mismas condiciones” a quienes viven en las provincias.

El programa económico de R. Larreta-Morales, en boca de quién se presenta como su futuro ministro de economía

En lo económico, aunque RL no habla, salvo generalidades que intenta sean seductoramente neutras, quien sí lo hace es quien sería su ministro de economía, el multifacético Martín Redrado, alguien que ha pasado desde el menemismo, el kirchnerismo, el macrismo y ahora alegremente se ofrece al ‘larretismo’, disputándose el cetro de la multi pluri ductilidad política con la mismísima ‘piba montonera’.  

El elegante economista, víctima de a su afán de notoriedad irrefrenable, últimamente viene ‘soltando la lengua’ mostrando las cartas de lo que pasaría en nuestro país si ganasen: “Acá[iii] es donde tengo una gran coincidencia con Horacio, en el planteo de un programa de estabilización en serio que sea un programa integral, monetario, de simplificación tributaria, de modernización laboral, de baja de retenciones, de una nueva política internacional, de energía y minería.” “Cuando me preguntan cuánto debería ser el valor del dólar siempre respondo que depende de la emisión monetaria”. “La inflación se combate con controles y precios justos o con un programa fiscal y monetario con independencia del Banco Central donde no haya adelantos transitorios al Tesoro”.

O sea, el mismo programa que Milei y también el de Patricia Bullrich, la única diferencia es que los primeros lo usan como ariete discursivo y R. Larreta, como quiere presentarse como conciliador y moderado, lo calla porque sabe que de lanzarse por esa vía podría producir una hecatombe de adhesiones en la clase M. De cualquier manera, lo limpiamos-

-Privatización del Banco Central, que dejaría de ser el facilitador financiero de las políticas públicas. Obviamente el efecto instantáneo de esta medida sería una brutal devaluación y una caída proporcional de los salarios y haberes jubilatorios.

-Simplificación Tributaria dicen, es un eufemismo que plantean en estos términos para seducir a don Ramón, el almacenero de mi barrio, que rezonga contra los impuestos que tiene que pagar, pero en realidad ellos no piensan en don Ramón, sino en Galperín, Pérez Companc, Nidera, Cargill… En fin, Ud. ya sabe en quién. Que se la lleven toda.

-Modernización Laboral, otro eufemismo que lo presentan precedido de la palabra ‘modernización’ por el encanto que pueda tener para los distraídos, pero que en realidad significa la derogación de los derechos laborales conquistados en casi un siglo de luchas gremiales y sociales. Algo brutal

-Baja de retenciones- Otro caballo de Troya, porque ellos hablan de que beneficiaría a decenas de miles de pequeños productores, cuando todos sabemos que ellos están pensando en las multinacionales del saqueo que se llevan nuestras cosechas, sin dejar caer ni las migas de esos dólares en inversión productiva local y mucho menos en redistribución de la riqueza.

Con respecto a la salud, hablan del arancelamiento de los hospitales nacionales que se concentran en su jurisdicción y que pretenden restringir para el uso de los domiciliados en la CF, con el cuento de que “los extranjeros los usan gratis” una muletilla chauvinista que agitan exitosamente porque es cotidianamente amplificada por los mentimedios de desinformación pública que controlan.

Ídem de ídem con la educación, ellos detestan la movilidad social que promueve la educación pública gratuita porque no quieren competencia de clases en el control de la cosa pública, rol que se reservan desde la independencia y que han sabido defender con uñas y dientes, hasta la llegada del peronismo hace casi un siglo. El peronismo, el “hecho maldito del país burgués” como decía J. W. Cooke.

Y a esto, para quién lo quiera ver, hay que agregar que la única gestión que ha hecho R. Larreta en el distrito federal argentino, ha sido privatizar y entregar a sus ‘benefactores políticos’ los inmuebles públicos más valiosos del país, sitos en su jurisdicción. Los hechos hablan.

¿Y Gerardo Morales?

Es la muestra más acabada de la falta de moral y decencia que ha dado la política del interior del país, luego que el cetro quedara vacante con el retiro existencial del playboy riojano.

Morales es un canalla todo terreno, que ha creado un feudo en Jujuy, colocando casi un centenar de parientes en la administración pública que le sirven como tentáculos de su poder omnímodo en la administración provincial. Su dominio absoluto de la infame justicia local queda expresado en el, a esta altura podríamos decir, martirologio al que ha sometido a Milagro Sala, una referente de las luchas sociales que tuvo la osadía de organizar a los sumergidos en cooperativas y organizaciones sociales que irrumpieron dando derechos y soluciones existenciales a decenas de miles de jujeños, históricamente sometidos a un control feudal que viene sin solución de continuidad desde los tiempos de la colonia.

Morales, junto con el mendocino Sanz, fueron los artífices del trasplante de cerebros al que sometieron al radicalismo, que impulsaron el encumbramiento de Mauricio Macri a la presidencia, con las consecuencias que conocemos.

De un radicalismo liderado por referentes éticos del calibre de Raúl Alfonsín, el mismo que dijo que: “Macri es mi límite” cuando le propusieron alianzas amplias con sectores conservadores. Los Morales, los Sanz, y el resto de esta canalla, Ud. los conoce, terminaron por cambiar ética por ‘negocios’, historia por ventajas personales y llevaron a la centenaria divisa a un escenario grotesco, como el que está ocurriendo en Entre Ríos, donde los radicales se pelean por mostrarse como el “1er. Frigerista”, para que el ex menemista bustista, encumbrado como grotesco líder de los descendientes de Alem e Irigoyen, les ‘tire un huesito’ de la futura administración a la que aspira.

Lo que quizás sea la peor canallada de Morales, pero que lo pinta de cuerpo entero.

Solo haremos mención a que Raúl Alfonsín fue uno de los dirigentes políticos argentinos que con más energía volvió a enfocar al Estado restituyendo los derechos ancestrales, conculcados a nuestros pueblos originarios por los sucesivos gobiernos desde nuestra independencia. La Constitución de 1994 «reconoce la preexistencia étnica y cultural de los pueblos indígenas argentinos» así como «la personería jurídica de sus comunidades, y la posesión y propiedad comunitarias de las tierras que tradicionalmente ocupan».

Se «garantiza el respeto a su identidad y el derecho a una educación bilingüe e intercultural» … y «su participación en la gestión referida a sus recursos naturales y a los demás intereses que los afecten». «Reconoce la personería jurídica a las comunidades indígenas radicadas en el país», entendiendo «como comunidades indígenas a los conjuntos de familias que se reconozcan como tales por el hecho de descender de poblaciones que habitaban el territorio nacional en la época de la conquista o colonización, e indígenas o indios a los miembros de dicha comunidad»; definición a la que corresponde agregar …»o del establecimiento de las actuales fronteras estatales y que, cualquiera sea su situación jurídica, conservan todas sus propias instituciones sociales, económicas, culturales y políticas, o parte de ellas»

Todos estos derechos constitucionales son los que la constitución trucha que acaba de promulgar Jujuy, deroga. Porque Morales, les quita en este instrumento ilegal a los pueblos originarios el derecho de su posesión de sus territorios garantizados por la Constitución Argentina y se habilita a sí mismo a expulsarlos violentamente cuando se opongan a las sesiones mineras que Morales está vendiendo a las compañías internacionales que coimisiona.

En fin, no dudamos del impacto electoral que tendría la dupla Larreta/Morales de imponerse en la interna del PRO. Pero, como tantos, tengo hijos y nietos y, aunque estoy mucho más cerca del arpa que de la guitarra, no dejo de pensar ni un solo día en el país que tendrán que vivir los que vienen detrás nuestro, si al timón de la patria quedan sujetos como estos.

 

 

xxxxx

[i] https://www.elhistoriador.com.ar/carta-escrita-por-rene-favaloro-antes-de-su-muerte/

Del Dr. René Favaloro

Julio 29-2000 – 14:30 hs.

 Si se lee mi carta de renuncia a la Cleveland Clinic, está claro que mi regreso a la Argentina (después de haber alcanzado un lugar destacado en la cirugía cardiovascular) se debió a mi eterno compromiso con mi patria. Nunca perdí mis raíces. Volví para trabajar en docencia, investigación y asistencia médica. La primera etapa en el Sanatorio Güemes, demostró que inmediatamente organizamos la residencia en cardiología y cirugía cardiovascular, además de cursos de post grado a todos los niveles. Le dimos importancia también a la investigación clínica en donde participaron la mayoría de los miembros de nuestro grupo. En lo asistencial exigimos de entrada un número de camas para los indigentes. Así, cientos de pacientes fueron operados sin cargo alguno.

 La mayoría de nuestros pacientes provenían de las obras sociales. El sanatorio tenía contrato con las más importantes de aquel entonces. La relación con el sanatorio fue muy clara: los honorarios, provinieran de donde provinieran, eran de nosotros; la internación, del sanatorio (sin duda la mayor tajada). Nosotros con los honorarios pagamos las residencias y las secretarias y nuestras entradas se distribuían entre los médicos proporcionalmente. Nunca permití que se tocara un solo peso de los que no nos correspondía. A pesar de que los directores aseguraban que no había retornos, yo conocía que sí los había. De vez en cuando, a pedido de su director, saludaba a los sindicalistas de turno, que agradecían nuestro trabajo. Este era nuestro único contacto.

A mediados de la década del 70, comenzamos a organizar la Fundación. Primero con la ayuda de la Sedra, creamos el departamento de investigación básica que tanta satisfacción nos ha dado y luego la construcción del Instituto de Cardiología y cirugía cardiovascular.

Cuando entró en funciones, redacté los 10 mandamientos que debían sostenerse a rajatabla, basados en el lineamiento ético que siempre me ha acompañado. La calidad de nuestro trabajo, basado en la tecnología incorporada más la tarea de los profesionales seleccionados hizo que no nos faltara trabajo, pero debimos luchar continuamente con la corrupción imperante en la medicina (parte de la tremenda corrupción que ha contaminado a nuestro país en todos los niveles sin límites de ninguna naturaleza). Nos hemos negado sistemáticamente a quebrar los lineamientos éticos, como consecuencia, jamás dimos un solo peso de retorno. Así, obras sociales de envergadura no mandaron ni mandan sus pacientes al Instituto.

¡Lo que tendría que narrar de las innumerables entrevistas con los sindicalistas de turno!

Manga de corruptos que viven a costa de los obreros y coimean fundamentalmente con el dinero de las obras sociales que corresponde a la atención médica.

Lo mismo ocurre con el PAMI. Esto lo pueden certificar los médicos de mi país que para sobrevivir deben aceptar participar del sistema implementado a lo largo y ancho de todo el país. Valga un solo ejemplo: el PAMI tiene una vieja deuda con nosotros, (creo desde el año 94 o 95) de 1.900.000 pesos; la hubiéramos cobrado en 48 horas si hubiéramos aceptado los retornos que se nos pedían (como es lógico no a mí directamente).

Si hubiéramos aceptado las condiciones imperantes por la corrupción del sistema (que se ha ido incrementando en estos últimos años) deberíamos tener 100 camas más. No daríamos abasto para atender toda la demanda.

El que quiera negar que todo esto es cierto que acepte que rija en la Argentina, el principio fundamental de la libre elección del médico, que terminaría con los acomodados de turno.

Lo mismo ocurre con los pacientes privados (incluyendo los de la medicina prepaga) el médico que envía a estos pacientes por el famoso ana-ana , sabe, espera, recibir una jugosa participación del cirujano.

Hace muchísimos años debo escuchar aquello de que Favaloro no opera más! ¿De dónde proviene este infundio? Muy simple: el paciente es estudiado. Conclusión, su cardiólogo le dice que debe ser operado. El paciente acepta y expresa sus deseos de que yo lo opere. ‘Pero cómo, ¿usted no sabe que Favaloro no opera hace tiempo?’. ‘Yo le voy a recomendar un cirujano de real valor, no se preocupe’. El cirujano ‘de real valor’ además de su capacidad profesional retornará al cardiólogo mandante un 50% de los honorarios!

Varios de esos pacientes han venido a mi consulta no obstante las ‘indicaciones’ de su cardiólogo. ‘¿Doctor, usted sigue operando?’ y una vez más debo explicar que sí, que lo sigo haciendo con el mismo entusiasmo y responsabilidad de siempre. Muchos de estos cardiólogos, son de prestigio nacional e internacional. Concurren a los Congresos del American College o de la American Heart y entonces sí, allí me brindan toda clase de felicitaciones y abrazos cada vez que debo exponer alguna ‘lecture’ de significación. Así ocurrió cuando la de Paul D. White lecture en Dallas, decenas de cardiólogos argentinos me abrazaron, algunos con lágrimas en los ojos. Pero aquí, vuelven a insertarse en el ‘sistema’ y el dinero es lo que más les interesa.

La corrupción ha alcanzado niveles que nunca pensé presenciar. Instituciones de prestigio como el Instituto Cardiovascular Buenos Aires, con excelentes profesionales médicos, envían empleados bien entrenados que visitan a los médicos cardiólogos en sus consultorios. Allí les explican en detalles los mecanismos del retorno y los porcentajes que recibirán no solamente por la cirugía, los métodos de diagnóstico no invasivo (Holter echo, cámara y etc., etc.) los cateterismos, las angioplastias, etc. etc., están incluidos.

No es la única institución. Médicos de la Fundación me han mostrado las hojas que les dejan con todo muy bien explicado. Llegado el caso, una vez el paciente operado, el mismo personal entrenado, visitará nuevamente al cardiólogo, explicará en detalle ‘la operación económica’ y entregará el sobre correspondiente!

La situación actual de la Fundación es desesperante, millones de pesos a cobrar de tarea realizada, incluyendo pacientes de alto riesgo que no podemos rechazar. Es fácil decir ‘no hay camas disponibles’. Nuestro juramento médico lo impide.

Estos pacientes demandan un alto costo raramente reconocido por las obras sociales. A ello se agregan deudas por todos lados, las que corresponden a la construcción y equipamiento del ICYCC, los proveedores, la DGI, los bancos, los médicos con atrasos de varios meses. Todos nuestros proyectos tambalean y cada vez más todo se complica.

En Estados Unidos, las grandes instituciones médicas, pueden realizar su tarea asistencial, la docencia y la investigación por las donaciones que reciben. Las cinco facultades médicas más trascendentes reciben más de 100 millones de dólares cada una! Aquí, ni soñando.

Realicé gestiones en el BID que nos ayudó en la etapa inicial y luego publicitó en varias de sus publicaciones a nuestro instituto como uno de sus logros!. Envié cuatro cartas a Enrique Iglesias, solicitando ayuda (¡tiran tanto dinero por la borda en esta Latinoamérica!) todavía estoy esperando alguna respuesta. Maneja miles de millones de dólares, pero para una institución que ha entrenado centenares de médicos desparramados por nuestro país y toda Latinoamérica, no hay respuesta. ¿Cómo se mide el valor social de nuestra tarea docente?

Es indudable que ser honesto, en esta sociedad corrupta tiene su precio. A la corta o a la larga te lo hacen pagar.

La mayoría del tiempo me siento solo. En aquella carta de renuncia a la C. Clinic, le decía al Dr. Effen que sabía de antemano que iba a tener que luchar y le recordaba que Don Quijote era español! Sin duda la lucha ha sido muy desigual.

El proyecto de la Fundación tambalea y empieza a resquebrajarse.

Hemos tenido varias reuniones, mis colaboradores más cercanos, algunos de ellos compañeros de lucha desde nuestro recordado Colegio Nacional de La Plata, me aconsejan que para salvar a la Fundación debemos incorporarnos al ‘sistema’.

Sí al retorno, sí al ana-ana.

‘Pondremos gente a organizar todo’. Hay ‘especialistas’ que saben cómo hacerlo. ‘Debés dar un paso al costado. Aclararemos que vos no sabés nada, que no estás enterado’. ‘Debés comprenderlo si querés salvar a la Fundación’ ¡Quién va a creer que yo no estoy enterado!

En este momento y a esta edad terminar con los principios éticos que recibí de mis padres, mis maestros y profesores me resulta extremadamente difícil.

No puedo cambiar, prefiero desaparecer.

Joaquín V. González, escribió la lección de optimismo que se nos entregaba al recibirnos: ‘a mí no me ha derrotado nadie’. Yo no puedo decir lo mismo. A mí me ha derrotado esta sociedad corrupta que todo lo controla.

Estoy cansado de recibir homenajes y elogios al nivel internacional. Hace pocos días fui incluido en el grupo selecto de las leyendas del milenio en cirugía cardiovascular. El año pasado debí participar en varios países desde Suecia a la India escuchando siempre lo mismo. ‘¡La leyenda, la leyenda!’

Quizá el pecado capital que he cometido, aquí en mi país, fue expresar siempre en voz alta mis sentimientos, mis críticas, insisto, en esta sociedad del privilegio, donde unos pocos gozan hasta el hartazgo, mientras la mayoría vive en la miseria y la desesperación. Todo esto no se perdona, por el contrario se castiga. Me consuela el haber atendido a mis pacientes sin distinción de ninguna naturaleza. Mis colaboradores saben de mi inclinación por los pobres, que viene de mis lejanos años en Jacinto Arauz.

Estoy cansado de luchar y luchar, galopando contra el viento como decía Don Ata. No puedo cambiar.

No ha sido una decisión fácil pero sí meditada. No se hable de debilidad o valentía. El cirujano vive con la muerte, es su compañera inseparable, con ella me voy de la mano. Sólo espero no se haga de este acto una comedia. Al periodismo le pido que tenga un poco de piedad.

Estoy tranquilo. Alguna vez en un acto académico en USA se me presentó como a un hombre bueno que sigue siendo un médico rural. Perdónenme, pero creo, es cierto. Espero que me recuerden así.

En estos días he mandado cartas desesperadas a entidades nacionales, provinciales, empresarios, sin recibir respuesta.

En la Fundación ha comenzado a actuar un comité de crisis con asesoramiento externo. Ayer empezaron a producirse las primeras cesantías. Algunos, pocos, han sido colaboradores fieles y dedicados. El lunes no podría dar la cara.

A mi familia, en particular a mis queridos sobrinos, a mis colaboradores, a mis amigos, recuerden que llegué a los 77 años. No aflojen, tienen la obligación de seguir luchando por lo menos hasta alcanzar la misma edad, que no es poco.

Una vez más reitero la obligación de cremarme inmediatamente sin perder tiempo y tirar mis cenizas en los montes cercanos a Jacinto Arauz, allá en La Pampa.

Queda terminantemente prohibido realizar ceremonias religiosas o civiles.

 

Un abrazo a todos. René Favaloro

 

 

[ii] https://www.pagina12.com.ar/573929-de-pituquitos-de-recoleta-a-maestros-ciruela-llaryora-volvio

[iii] «Pensar que podemos jugar con China contra el FMI es no entender cómo funciona el mundo»

https://www.lapoliticaonline.com/entrevista/martin-redrado-pensar-que-podemos-jugar-con-china-contra-el-fmi-es-no-entender-como-funciona-el-mundo/

 

Volver a la portada
Compartir
  • JAMÁS LOS VOTARÍA! A la vista está, lo q piensan y hacen.Son 2 malandras juntos…junto al Porteño Frigerio, q no piensan, ni en el Pueblo ni en la Argentina. Solo sirven a los Intereses del País del Norte. Lacayos y Cipayos. Todavía no han dado ni un explicacion, d la toma d Deuda c el FMI!!!

  • Voten tranquilo cualquier cosa que no sea el presente.

  • No los votaría por qué: En los 16 años en que Larreta gobernó la ciudad de Bs. As, no hizo m{as que privatizarla y convertirla en una gran inmobiliaria para engordar sus arcas, y Morales es el gran dictador de estos últimos tiempos. En Jujuy sólo reprimió al pueblo, tiene presos políticos e hizo y hace negocios con las riquezas naturales de la provincia. NUNCA los votaría.

  • No se diferencian en nada! Por lo demás varían sus planes con más o con menos celedidad y así continuar la destrucción del país rematando, cerrando, endeudando, hechando, indemnizando, privatizando y por sobre todas las cosas pidiendo otro nievo monto al FMI está vez tan cidereal el cual su objetivo es fugarlo todo fuera del país dejando atado de pies y manos la república militarizado las fuerzas para molerte a palos si te quejas matarte a tiros dando poder absoluto
    a las fuerzas de seguridad permitiendo que avance el extranjero tomando nuestras riquezas y el patrimonio nacional a manos de privados y los EE UU

  • Jamás votaría a estos tipos, mentirosos, vende patria, procesitas, corruptos, golpeadores del pueblo. Pero que le pasa a millones de ciudadanos, Argentinos , tan fácil los maneja CLARIN Y SUS REDES. EL Guazon, Rodríguez Berreta, oligarca porteño, y sucio por sus negociados inmobiliarios, y que no tiene cabeza, y habla como una máquina, sin decir nada de nada. Y el otro, bruto que se dice Radical, In Morales, corrupto, antidemocrático, se maneja como que fuera un rey, con sangre materna y paterna que no son argentinas,, acaba de cagar a palos a su propio pueblo Jujeño, haciéndole perder la vista a jóvenes, reformando una Constitución Provincial que es totalmente anticonstitucional. Y si le sumamos al esquizofrénico de Milei y la ignorante de BULLRICH, que le sucede a la gente. O la locura y payasada, ya nos abraza a todos.

Bienvenido al archivo de Diario Junio

Ingresá tus datos para acceder al archivo