Públicidad
¿Cómo publicitar aqui?

Vecinos del barrio Puerto, ante la indiferencia oficial, limpian el barro en sus casas sin ayuda ni herramientas

Última actualización:
hace 198 días

La mujer sostuvo que el único que se acercó fue el mandatario electo Francisco Azcué quien dialogó con los vecinos e “hizo lo que pudo”. “Más no puede porque hasta que no asuma”, dijo. “Igual se le presentaron todos los reclamos para cuando baje el agua porque está toda abandonada esta zona pero en este momento no le corresponde”, indicó Mesa.

Respecto  de la asistencia del municipio, la  mujer dijo que solamente entregaron en dos oportunidades bonos de $ 7.000, vinieron a colocar unas vacunas y después “nunca más”. En cuanto a asistencia alimenticia, dijo que recibían más donaciones anónimas de vecinos solidarios que se acercaban a entregarles que de entes oficiales. Tampoco recibieron un kit de artículos de limpieza. “Nada de nada”, indicó.

María Elena recordó que una sola vez recibió ayuda económica del Ministerio de Salud de la Nación, durante la crecida del 98 que duró mucho tiempo, cuando el intendente era Juan Carlos Cresto. “En esa oportunidad no nos quedó nada. Compramos aberturas con  los que nos dieron”, indicó.  En otra oportunidad, una fundación los asistió con muebles, cuando el río literalmente les tapó la casa, al punto que se rompió el cielorraso. “Pero después, del gobierno nada”, dijo la vecina.

La puerta de una vecina muestra los daños que generó el río en el interior de su hogar.

Víboras en el patio

Brian Rodríguez, estaba limpiando su hogar esta mañana con una manguera, un escobillo y un balde. A pesar del calor, la humedad, los mosquitos y el olor nauseabundo, se esforzaba por quitar la patina marrón que cubría la vereda. Su vivienda está ubicada frente a la entrada principal al Club Libertad. Cuando llegaron, ayer, se encontraron con una mugre. “Estaba todo lleno, había de todo un poco: palos, ramas”, dijo.

Pero lo peor es el interior. “Ahí te das cuenta que quedó ‘espectacularmente hermoso’”, dijo irónicamente. “Lo peor son las paredes. Queda un olor….Se va si pero tenes que tener una hidro(lavadora)”. “Lo peor es el olor y la humedad pero eso se va dejando abierto pero el tema es sacar la mugre”, añadió.

Brian recordó que en la última creciente vinieron los Bomberos a ayudarlos. “La municipalidad trajo gente, vinieron con hidros. Ni bien bajó ya estaban fumigando. A esto nosotros ni lo tocábamos porque ellos lo limpiaban y adentro también te preguntaban si necesitabas ayuda y se metían ellos”, recordó.  “Ahora no, yo le decía a ella (una joven que lo ayudaba) que es bastante raro que no vino nadie”, indicó. Brian sostuvo que un vecino tenía que darse maña con “un baldecito, el trapo de piso, el palo y nada más”.

Además de las dificultades para limpiar, dijo que la creciente deja alimañas en los patios de sus hogares. “Creo que ayer vino mi hermano acá al lado y abrió el portan y salieron tres o cuatro víboras de allá atrás porque tenemos un patio grande con árboles. El barro es impresionante. No te podes ni meter al patio porque no sabes lo que puede haber”, recalcó el vecino. Por ahora, Brian sostuvo que no puede regresar a su hogar porque supuestamente viene más agua. “No quieren porque puede subir”, dijo Brian.

Otro vecino manifiesta que sin una hidrolavadora no pueden limpiar las paredes ni el piso

‘No hay nadie y esto está desolado’

Alejandro González, vecino de Carriego y Lamadrid, explicó que en su casa quedaron 30 centímetros de barrio marcados en las paredes además del piso. “Sí o sí necesitamos una hidro por casa para sacar todo con fuerza porque eso se pega y fuiste. Es imposible sacar”, indicó. Asimismo, sostuvo que algunos vecinos se quejaban porque habían recibido muy poca asistencia del municipio.

Hasta esta mañana nadie se acercó a decirles “tomen una lavandina, un detergente,  un Lindolor (lavandina)”. “O mandarnos aunque sea una persona de tantos que hay municipales que vayan casa por casa con una hidro a ayudar”, añadió.  “Verá que no hay nadie y esto está desolado. Somos los vecinos nomas con una manguerita que apenas sale agua. Así estamos, ayudándonos entre nosotros porque el Estado está ausente”, indicó Alejandro.

Más adelante, remarcó que no esperan nada de nadie. “Estamos entré vecinos ayudándonos”, dijo. Cada uno aporta lo que tiene. “Uno limpia, después el otro y así. Lamentablemente”, indicó.   Alejandro miraba el ‘barniz’ de barro en la pared y estimaba que, una vez que pudiese removerlo, les iba a llevar no menos de un mes secar y eliminar la humedad.

Ochenta medidores fueron restituidos

Martín Santana, vicepresidente de la CEC (Cooperativa Eléctrica de Concordia), indicó que comenzaron a reinstalar los medidores de energía eléctrica en los domicilios afectados por la creciente. El domingo comenzaron con algunos pocos pero ayer ya fue mucho mayor el número de medidores devueltos a sus propietarios.  La CEC comenzó en los domicilios donde el agua no ingresó peros sus moradores se evacuaron de manera preventiva. Por ejemplo, viviendas en calles Bolivia, Lamadrid, Alberdi, etc.

Hasta el momento, 80 medidores fueron reinstalados de los 317 que se quitaron por la creciente (en 2015 fueron más de 1.000 medidores retirados). Los 80 medidores pueden ser reinstalados de manera simple ya que el agua no ingresó  a esos hogares. Diferente es el caso donde la creciente irrumpió dentro de los domicilios. En esos casos, la municipalidad debe cumplir con la resolución N° 142/15 del EPRE (Ente Provincial Regulador de la Energía). “Una vez que cumpla eso, nos envían los formularios a nosotros. La gente no tiene que venir acá y, a partir de eso, se llama y los reponemos”, dijo Santana.

Justamente, la vecina María Elena Mesa explicó que aun no pueden volver porque no tiene energía eléctrica. Pero sostuvo que hay mucha burocracia para que le devuelvan el medidor. “Tiene que venir un matriculado pero… ¿para qué? si antes de venir estaba todo legal nuestro medidor”, remarcó.

Santana explicó por qué se deben inspeccionar las instalaciones eléctricas. “Como fueron tocadas las paredes, tiene que ir la municipalidad y establecer que no hay peligro eléctrico. Hay muchos enchufes. Supongamos que el agua llegó afuera hasta las paredes pero no entró porque la casa está un poco elevada. Las paredes se humedecieron enteras y del lado de adentro tenés enchufes de esos que se ponen un poco arriba del zócalo. Está todo humedecido ahí adentro. Si está bien hecha la instalación, no pasa nada. Pero el EPRE dice lo que tiene que hacer y lo hace la municipalidad”, dijo.

Esta vez, desde la CEC piden  que los vecinos reciban el formulario en sus hogares, lo llenen y desde el municipio envíen una foto por wathsapp, o por otro medio digital, para que en la distribuidora lo den por aprobado al trámite y los vecinos no tengan que ir al edificio de 1° de Mayo y Urquiza.

Esta mañana, cerca de las 10, en  la CEC recibieron un comunicado donde les explicaron desde la CTM que podían restablecer los medidores desde una altura de 12,97 metros del Rio Uruguay hacia arriba. “Esa es la medida que puede asegurar que el agua no va a subir por encima de eso”, indicó. Santana explicó que, de los 317, 187 son los artefactos que están colocados en domicilios por debajo de los 12,97 metros. Si en las próximas horas les informasen que pueden restablecer medidores por encima de 12,60 metros, solo les quedarían 86 aparatos por reinstalar.

Volver a la portada
Compartir
  • Alberto J. Armando

    Que fácil es pedir «que me traigan un vale para esto», «un vale para aquello»…. Todo sale de los impuestos muchachos.

  • Hay que pensar lógicamente, una reubicacion en el mismo sector de esos vecinos. Debe ser mas barato que ese muro de Berlín que es una «Defensa» que no deja de ser peligrosa. Se debería pensar cuantas casas se inundan. Cuanto sale rellenar esos terrenos (dentro de los mas altos ) y construir. Asi como se hizo con Federación. Eso si sin robar
    Deben tener en cuenta que estan en el lecho del río, ya con el niño y el recalentamiento global.

  • No deberían apurarse en volver, faltan dos picos de creciente, con valores tan o más altos que los sufridos las últimas semanas. Situación que se pudiera extender hasta pasado el mes de enero.

  • Están anunciando otro pico de crecida, y un Niño que se extendería. Si bien es difícil lo que les sucede a algunos de nuestras familias vecinas, no deberían apurarse, pues el sistema ENSO del Niño, aún no ha finalizado. En cuanto al municipio, que se vaya haciendo cargo Azcue y su pelotón, para eso su triunfo. Gestión dijo…..

  • El pico de la crecida para la semana que viene es similar al que pasó. Es muy importante que definan cual será la decisión de CTM para que la gente no gaste hoy y tenga que repetir en 10 días.

  • Compartir esta noticia
    ¡Quiero publicitar en Diario Junio!
    Cerrar anuncio
    Escribe aquí abajo lo que desees buscar
    luego presiona el botón "buscar"
    O bien prueba
    Buscar en el archivo

    ¿Qué es un newsletter?

    Si te registras, te enviaremos noticias actualizadas todas las semanas. Recopilaremos y resumiremos las noticias más destacadas del momento para que no te pierdas nada importante.

    Ingresá tu correo
    para recibir los newsletters

    ¿Qué es un newsletter?
    Bienvenido al archivo de Diario Junio

    Ingresá tus datos para acceder al archivo