Públicidad
¿Cómo publicitar aqui?

Microbasurales: un problema sin solución a la vista

??
Última actualización:
hace 122 días

Córdoba y La Pampa

Las bolsas de basura se desparraman por el costado de calle Córdoba. Como si fuese un tapizado, cubren más de la mitad de la arteria de ripio y se extienden hasta la parte alta del terreno lindero. Allí se mezcla de todo. Cuando sopla el viento, olores nauseabundos sofocan el olfato. También se observan cenizas lo que evidencia que hay quema de residuos a cielo abierto, Una práctica prohibida por las emanaciones contaminantes en el aire que perjudica la salud de los vecinos.

Roberto, trabajador de una empresa de construcción ubicada en las cercanías del basural, explicó que presta servicios casi 12 horas por día. Y asegura que desde todo tipo de vehículos arrojan basura: carros, camionetas, autos, el que limpia, el ‘ciruja’ que anda dando vueltas.  “Esto es de siempre, más desde que se fue agrandando el barrio, ahí empezaron”, indicó.

“No hay un horario determinado para arrojar basura. A toda hora. Y lo mismo con quienes van a reciclar. Hay gente casi las 24 horas dando vueltas, sacando basura, cirujeando”, indicó. “Antes había un volquete pero ahora no ponen más”, indicó. ¿La municipalidad viene a limpiar? “Vienen de vez en cuando: una vez por semana”, respondió. “Lo que pasa es que son muchos lugares donde arrojan la  basura. Supongo que no deben dar abasto. Porque haces un par de cuadras más adelante y también tenes lo mismo”, sostuvo. “En cualquier esquina donde tenes un poco de baldío, tenes el problema de basural. Es la misma gente, la cultura, vaya a saber”, dijo Roberto.

Pedro, vecino del barrio 11 de Junio, recicla la basura que arrojan los vecinos. “Yo reciclo y mantengo limpio. Vendo cartón, chatarra. Me las rebusco”, dijo. En dialogo con DIARIOJUNIO, sostuvo que antes había cuatro containers que evitaban que se acumulasen las bolsas a lo largo y ancho de la calle. Pero luego los retiraron. “Antes tiraban escombros y yo los acomodaba”, dijo. Lo mismo hacia con las ramas. Luego venia el municipio y se llevaban esos elementos. “Para tener bien organizado”, dijo.

Pero ahora se entremezcla todo. “Ahora vienen y prenden fuego. Tiran cubiertas y las prenden fuego. Ahí tengo que andar peleando. Les decís una cosa y se enojan”, indicó. “Esto es lo que no quiero. Y aparte los vecinos del barrio vienen y se me quejan a mí. Y a la noche hay muchos robos”, dijo. Señala las columnas de iluminación de la cuadra y explica que algunas no funcionan porque se llevaron los cables de alimentación. No es necesario trepar para sacarlos; arrojan una soga  desde el suelo para envolverlos y tiran para abajo. Algunos cables cortados cuelgan a varios metros de altura dando cuenta de lo relatado por Pedro.

Catamarca y Néstor Kirchner

La Municipalidad de Concordia anunció el 10 de enero pasado que se encuentra trabajando en un proyecto mediante el cual se transformará el Punto Limpio ubicado en Avenida Néstor Kirchner y Catamarca, en un espacio para actividades recreativas. Constanza Montoreano, subsecretaria de Ambiente, manifestó ese día que está a la vista que el fin por el que fue creado ese lugar no fue alcanzado. “A diario arrojan residuos que lo único que ha provocado que se convierta en un microbasural o basural a cielo abierto, trayendo consigo muchas consecuencias no deseadas”, expresó. Montoreano adelantó que la idea es convertirlo en un espacio de recreación para los vecinos.

Una recorrida por el lugar da cuenta de que la municipalidad limpió una parte del terreno, los sectores más cercanos a las calles que lo delimitan, pero en el corazón de la cuadra aún subsisten innumerables montañas de ramas y bolsas de residuos. Por ahora, se advierte lejana la transformación del predio en un espacio público.

Manuel, un vecino de calle Catamarca, entre Lamadrid y Néstor Kirchner, dijo que retiraron un poco de basura y “nada más”. “Vienen cuando quieren. Por ahí vienen dos días seguidos, después esperan dos o tres días más y después vienen”, indicó. El jueves pasado dijo que hacía dos días que no pasaba nadie a recoger la basura. “Venían antes, ahora se pararon un poco”, dijo. Y sostuvo que para llevarse todo lo que aún queda se necesitan entre 20 y 30 viajes en camión.

La intención del municipio, según les indicaron es instalar una cancha de básquet y otra de vóley y sumarlas a la de futbol ya existente. De hecho, Manuel dijo que ya trajeron los palos para cercar el terreno de manera que nadie pueda ingresar. “Ahora falta alambrar y eso para que no se meta más nadie porque si no se siguen metiendo”, indicó. Otro vecino coloco varias tiras de cinta para que nadie pueda ingresar con un vehículo. De hecho, los vecinos suelen estar en la vereda cuidando que nadie ingrese a arrojar basura.

Video de drone:

¿Quiénes arrojan basura? Manuel responde que, por un lado, viene “gente común”, en referencia a vecinos del centro. También aparecen personas que llegan desde la Costanera. Incluso, sostuvo que personal de la municipalidad, aparentemente personal de las cooperativas de limpieza, venia antes a arrojar basura hasta que los denunciaron en los medios de comunicación. “Ahí dejaron de venir”. “Venían en esas camionetitas doble cabina cuatro, cinco, seis veces por día a tirar basura que tenían que tirar en el Campo del Abasto y no acá pero les decías algo y ni bola te daban, seguían tirando”, dijo el vecino.

Otro vecino sostuvo que la municipalidad debería traer a dos personas pertenecientes a la Dirección de Seguridad Preventiva del municipio para que cuiden el lugar. Sumado a la colaboración de los vecinos, bastaría para cuidar el terreno.  “Si no es imposible. Si ellos (el municipio) no nos ayudan nosotros no los podemos ayudar”, remarcó el vecino. Incluso, un joven que vive de la recolección de residuos, Andrés Valenzuela, sostuvo que permanece las 24 horas en el terreno, acompañado por dos perros, que los despiertan de noche con los ladridos para saber “quien anda y quien no anda”. Se preocupa por que nadie se lleve los elementos que recupera ya que es su fuente de sustento. “Si viene un carro a tirar y le dice que no puede, le pasan con el carro por encima. Habiendo una autoridad, nadie lo va a pasar por arriba”, explicó el vecino.

Catamarca y Néstor Kirchner.

Responsabilidades compartidas

El problema de los microbasurales genera consecuencias sanitarias. Además de la contaminación generada por los residuos sin tratamiento alguno, se debe hacer hincapié en que los depósitos de desechos, sin el debido tratamiento y al margen del enterramiento reglamentario, son focos de infección y de reproducción de distintas especies de alimañas. En verano, preocupa la proliferación de alacranes y ahora se le suma el dengue transmitido por el mosquito ‘aedes aegypti’.

Las responsabilidades se entremezclan. Hay muchos terrenos privados que no están cercados y sus propietarios no los limpian.  Para ello existen las multas que nadie sabe si se labran y, menos aún, si se aplican.

Desde el año 2012 rige la Ordenanza Nº 34.885 denominada “Micro basurales-Terrenos Baldíos”, aprobada por el Concejo Deliberante. El art. Nº 8 establece lo siguiente “Queda terminantemente prohibido arrojar basuras, desperdicios y escombros en la vía pública, lecho de los arroyos, en terrenos baldíos, y en todo lugar no autorizado por el Municipio para estos fines” . Asimismo el artículo Nº 1 establece que…”Todo propietario, poseedor, tenedor, usuario y cualquier otro ocupante de inmueble con o sin mejora, estará obligado a mantenerlo libre de cualquier tipo de basura, yuyos y/o malezas, desratizado y desinfectado, en buenas condiciones de higiene, salubridad y estética a fin de preservar la salud y seguridad de la población…”.

Por otra parte, los carros vienen  y arrojan basura todos los días. Es evidente la ausencia de políticas destinadas a la desaparición de la tracción a sangre que no es de ahora sino de siempre. Hubo algunos intentos, como una ordenanza sancionada en 2018, destinada a la realización de un censo (incluso colocando chips en los caballos para identificarlos) como paso previo al reemplazo de todos los carros en un plazo de dos años. Nunca se llevó adelante. Luego se estableció un radio de acción vedado a los carros en la zona céntrica y más recientemente un horario en el que no pueden circular pero solo por el verano y de 11:30 a 17:30.

Pero, cuando no son los carros, son los vecinos en autos particulares que también arrojan residuos en cualquier lado. Para evitar ello, se deben labrar multas pero nadie las realiza. En algún momento, se  promovió utilizar las cámaras de seguridad ubicadas en las calles para detectar a los conductores in fraganti pero la iniciativa no prosperó. Si se implementase ese dispositivo, sumado a una presencia física en el lugar, por ejemplo, la Guardia Urbana municipal, se podrían poner freno a esa costumbre arraigada.

Pero la responsabilidad fundamental es la del municipio. Además de disponer la mayor cantidad de acciones posibles para sancionar a los infractores, debe redoblar los esfuerzos para limpiar tantas veces como sea necesario los terrenos mencionados.

Microbasural histórico a metros de la costanera, cerca de la Defensa Sur.

 

 

Volver a la portada
Compartir
  • Ante la ausencia del Estado, los vecinos podrían ocuparse de la limpieza de su cuadra. Yo lo hago en la mía y no vengan con ese discurso barato de para algo pagamos los impuestos. Hay que ser pragmáticos, la Municipalidad no nos va a solucionar nada, están para tocar el acordeón.

  • Estos decían ser mejores que los peronistas, pero del dicho al hecho.
    Hicieron campaña mostrando miseria y basura, a dos meses todo sigue igual o peor.

  • Toda la ciudad es un basural a cielo abierto, tanto en la zona céntrica y pericéntrica como en los barrios alejados del centro. Veremos qué hace el actual intendente al respecto porque en las gestiones anteriores nada hicieron. San Luis y Pueyrredón, 25 de Mayo casi Quintana, Quintana entre Laprida y Alvear… y así a lo largo y ancho de todo el centro y pericentro; ni hablar de los habitantes de Concordia que viven en barrios alejados del centro; y si al basural que tienen en algún terreno de su cuadra le sumamos la calle de tierra… pobres vecinos.
    Yo vivo cerca del centro y tengo uno de esos basurales en la esquina y cuando hay viento a lo largo de toda la cuadra se esparcen papeles de todo tipo, bandejitas de comida, botellas de plástico. Salgo de casa pateando para todos lados esos residuos. Y después nos preguntamos porqué Federación, Cólon, Gualeguaychú, etc. tienen más turismo que Concordia.

  • Cómo! Antes No existían? ?

  • Por que no ponen la foto de la funcionaria, si fuera peronista la escrachan. Son lo mismo Ud. Que esté gobierno de cuellos duros

  • Marginalidad, malas actitudes, desorganización y falta de herramientas para ir sobre los verdaderas causas. Cualquiera hace lo que se le please tanto ricos en camionetas 4×4 y carritos buscando el sustento! Toda concordia es una mugre!

  • Felicitaciones por la nota!!
    Agrego un basural en Nogoyá y J. J. Valle. Se dio aviso a la Municipalidad y la respuesta es que el camión no ingresa al barrio llamarada y por lo tanto los vecinos tiran la basura ahí. Es evidente que se trata de logística, de buena voluntad y de querer vivir en un barrio digno.

¡Quiero publicitar en Diario Junio!
Cerrar anuncio
Escribe aquí abajo lo que desees buscar
luego presiona el botón "buscar"
O bien prueba
Buscar en el archivo

¿Qué es un newsletter?

Si te registras, te enviaremos noticias actualizadas todas las semanas. Recopilaremos y resumiremos las noticias más destacadas del momento para que no te pierdas nada importante.

Ingresá tu correo
para recibir los newsletters

¿Qué es un newsletter?
Bienvenido al archivo de Diario Junio

Ingresá tus datos para acceder al archivo