Públicidad
¿Cómo publicitar aqui?

Causa Hotel Ayuí: la defensa apeló el fallo y remarcó que hubo elementos relevantes que no fueron tenidos en cuenta

Última actualización:
hace 155 días

La sentencia

La sentencia del tribunal dada a conocer el 4 de diciembre pasado sostiene que es “abrumador” el “cúmulo de pruebas” acerca de la culpabilidad del entonces presidente de la Codesal y director del diario El Sol, en cuyas oficinas solían manejarse sin control ni registros los dineros recaudados pero nunca declarados en los diferentes sitios turísticos del perilago administrados por el organismo provincial.

Mazurier en su carácter de Presidente de la Corporación del Desarrollo de Salto Grande, quien tenía rango de Ministro y por el cual percibía uno de los sueldos más alto de la administración pública, explotaba para su propio peculio el cobro de ingreso (entradas) del predio «La Tortuga Alegre», las del Complejo Termal Ayuí, Península Soler y balneario Punta Viracho, como así también el cobro por alquiler de cabañas, por instalación de carpas, por el uso de parrillas, alquiler de sillas, reposeras, batas, toallas, y lo que se recaudaba por la venta de comida y bebidas en las cantinas instaladas en los predios precedentemente señalados, valiéndose para ello de personal con contrato de obra con la CODESAL, los que eran solventados con los recursos enviados por la Provincia”.

“Dicha explotación era absolutamente irregular toda vez que nunca rindió cuentas a la Contaduría del Ministerio de Gobierno de la Provincia (del cual se usaba el cuit para los gastos de mantenimiento y funcionamiento del Perilago), y por ende tampoco al Tribunal de Cuentas, basado en una «supuesta» interpretación de las disposiciones de los arts. 23 y 71 de la Ley 5140 (Contabilidad Pública)”, señala el fallo.

En otro parrafo, se sostiene que «nadie controló o no pudo controlar o no quisieron controlar nada de nada relacionados a los ingresos por la explotación de los predios del perilago. Recuérdese que tal como lo manifestaron los testigos señalados precedentemente, empleados de la Codesal, tanto actuales como los de aquella época, las recaudaciones de cada una de las cajas eran entregadas en las oficinas del Diario El Sol de esta ciudad, donde eran recibidas por personal dependiente de Mazurier e inmediatamente entregadas en mano al imputado».

La apelación

Respecto de la acusación de peculado, Moyano -quien ejerce la defensa junto a Brenda Vittori- deduce de la sentencia que el tribunal, compuesto por Eduardo Degano, Ives Bastián y Pablo Garrera Allende, falló en base a que Mazurier hubiese sustraído «absolutamente todo» lo que se recaudaba. «Como si no hubiese habido ningún tipo de obra o desarrollo en todo el Perilago», remarcó.

«Cualquier persona que vaya al Perilago o que lo conozca del año 2005 para acá ha visto como ha cambiado el lugar. Hay un polo de desarrollo turístico, hay obras, hay gente que trabaja, el pasto se corta. Es muy dogmática la afirmación del tribunal», recalcó.

Moyano atacó la acusación del fiscal José Arias ya que, sostuvo, hizo una estimación de la recaudación en todo concepto (entradas al complejo termal, alquiler de parrillas, partidas enviadas por la Provincia, etc.) pero no de la inversión o de los gastos para luego hacer una imputación sobre la diferencia que no fue destinada a esos ítems. «En la sentencia se reconoce que no tienen ni la menor idea de que recaudación había en el lugar», sostuvo. «Estamos muy disconformes con esos fundamentos», sostuvo.

En un tramo de la sentencia, se señala que la sentencia se afirma que: “no ha existido ni filantropía ni multiplicación de panes”. Moyano indicó que el tribunal estuvo contaminado de trascendidos periodísticos al momento de emitir la sentencia porque: «yo jamás hable de multiplicación de panes». «Veo que ha resuelto bastante de lo que leyó en los diarios y no con lo que se produjo como prueba», indicó. Luego dijo que eso era «un detalle».

Si, en cambio, el letrado sostuvo que mencionó actitudes de filantropía dado que Mazurier financió personalmente obras que luego la Provincia no pagó como la Comisaría 9°. «Puso de su propio bolsillo. No está en discusión que la pagó de su propio bolsillo», subrayó. «No es un chiste o una exageración que hubo una actitud de compromiso personal de Mazurier de aportar lo propio de él para aportar en el desarrollo», indicó.

De la misma forma, sostuvo que hubo testigos que no fueron tenidos en cuenta. Por ejemplo, una empleada afirmó delante del tribunal que el dinero que se recaudaba se usaba para pagarle al personal de la Codesal y no alcanzaba. «Me mandaba al banco para ver si la Provincia había enviado recursos. No llegaba dinero y lo he visto pedir plata prestada a los familiares para que no queden sin cobrar», remarcó. No obstante, el abogado es sostuvo que para los jueces, es como que no hubiese dicho nada. «Tuve que mirar el video del juicio pare ver la declaración de esa persona y es un elemento relevante. No podés decir que alguien está sustrayendo algo que no está. No hay plata y hay gente que se la roba. ‘Entonces que hago: no digo que no había plata y digo que se la robó’. Ese fue el razonamiento del tribunal», manifestó Moyano.

Respecto de los tiempos de Casación para resolver, Moyano indicó que no hay. Primero, la Sala Penal debe conceder el recurso, se trata de un escrito de 81 páginas, y elevarlo. Una vez que eso suceda, Casación tendrá contacto con la causa. «Ese trámite es relativamente rápido, puede llevar unos días», indicó. Luego Casación debe darle entrada fijar fecha de audiencia y como se trata de una causa compleja con mucha documentación, es de esperar que el tiempo de tramitación sea bastante extenso. «Los jueces deben tomar contacto con una causa que no conocen, ver donde está la discusión entre las partes que dice la Fiscalía, que dice la defensa, analizar la prueba y dictar una sentencia. No es algo que se resuelve en 30 días», sostuvo.

Por último, Moyano dijo que cuando supo de la sentencia, nueve años de cárcel para Mazurier, cinco para, Alberto Jesús Villanueva, titular de Balace, concesionario del Hotel Ayuí, y de tres de cumplimiento condicional para Cintia Mengeón, pareja de Mazurier, dijo que «no lo podía creer» aunque era consciente de que había «hechos controvertidos» y «dificultades probatorias en algunos temas». Pero, como contrapartida, sostuvo que le parecía un «disparate» la acusación de la fiscalía y que «la compre a libro cerrado» el Tribunal le resultó extraño. «La verdad es que me extrañó», indicó.

Volver a la portada
Compartir
  • Con la designación de Cristina en la Codesal, lo menos que deben hacer es declarar inocente a mazurier y pedirle disculpas.

  • Compartir esta noticia
    ¡Quiero publicitar en Diario Junio!
    Cerrar anuncio
    Escribe aquí abajo lo que desees buscar
    luego presiona el botón "buscar"
    O bien prueba
    Buscar en el archivo

    ¿Qué es un newsletter?

    Si te registras, te enviaremos noticias actualizadas todas las semanas. Recopilaremos y resumiremos las noticias más destacadas del momento para que no te pierdas nada importante.

    Ingresá tu correo
    para recibir los newsletters

    ¿Qué es un newsletter?
    Bienvenido al archivo de Diario Junio

    Ingresá tus datos para acceder al archivo