Públicidad
¿Cómo publicitar aqui?

Un viejo conocido resuena para la nueva Secretaría de Energía de Milei: Carlos Bastos, el hombre que iba a dividir con un muro a la represa de Salto Grande

Última actualización:
hace 208 días

Eduardo Rodríguez Chirillo, fue designado en la jornada de este martes para liderar la Secretaría de Energía, se destaca por ser un abogado especializado en privatizaciones con más de 20 años de residencia en España. Durante la campaña presidencial, fue el principal asesor en materia energética de Javier Milei. Según se adelantó, su plan para la Secretaría de Energía contempla un enfoque integral, con responsables designados para áreas clave como petróleo, gas y generación eléctrica, donde uno de los nombres en danza -entre tantos otros relacionados a consultoras, compañías de hidrocarburos y en su mayoría ex funcionarios de Carlos Menem, Fernando De la Rúa o Mauricio Macri- es el de Carlos Bastos, un ingeniero cordobés con una historia en la región de Salto Grande.

Carlos Manuel Bastos fue secretario de Energía del Gobierno de Carlos Menem durante los ’90. Es especializado en el sector eléctrico y fue quien encaró la privatización de Servicios Eléctricos del Gran Buenos Aires (SEGBA) y de Gas del Estado. Para evitar más gasto público ordenó también la detención de la construcción de la central nuclear Atucha II y de la represa Yaciretá. Entre los objetivos inconclusos en su paso por la función pública, durante el menemismo, se cuenta el de vender la represa de Salto Grande.

Con la salida de Menem del poder, fue asesor del ex presidente de Ecuador Abdalá Bucaram y en 1996 fue directivo de la Empresa de Energía de Córdoba.

Bastos volvió al Gobierno nacional cuando Fernando de la Rúa convocó a Domingo Cavallo por segunda vez al Ministerio de Economía. En esta ocasión asumió como Ministro de Infraestructura para desregular las inversiones y reducir los planes de las empresas públicas de servicios.

Al alejarse de la administración pública tras el 2001, se presentó ante el CIADI como “testigo de parte” de las empresas estadounidenses Enron, AES y El Paso Energy y de la italiana Camuzzi en los juicios que esas empresas entablaron contra el país en el tribunal que depende del Banco Mundial.

En 2015 se acercó a Mauricio Macri para brindar asesoramiento en materia de “planificación integral y visión estratégica” de los sectores energéticos. En junio del 2020 fue nombrado director titular de Metrogas, cuyo accionista mayoritario es la estatal YPF.

 

Bastos y Salto Grande

La reaparición de Carlos Manuel Bastos en la Secretaría de Energía genera interrogantes para la región de Salto Grande, donde su intento de privatizar la represa durante los años 90 fue resistida con vehemencia por las fuerzas vivas, principalmente, de Concordia y Federación. 

El plan privatizador había empezado con la excusa de la necesidad de achicar el Estado. Salto Grande tenía el plus de ser una obra amortizada y superavitaria que se podía vender rápido y, tal vez, a muy buen precio; pero antes había que reducir en un 30 por ciento la planta de trabajadores, por lo que se empezó a ofrecer retiros voluntarios.

Los pueblos unidos de Federación y Concordia resistieron de una manera que no se volvió a tener registro. Finalmente, en un plebiscito realizado el mismo día de las Elecciones Generales del 14 de mayo de 1995, se impuso 99 a 1 la voluntad de no privatizar de la parte argentina de la represa de Salto Grande.  

Menem igual ganó la reelección por amplia mayoría en primera vuelta: 49.6 a 29.3 por ciento. Supuestamente nadie lo votó, pero todos hablaban del “voto cuota”. Pero su capital político se devaluó tan rápido, igual a como aumentaba la recesión, la desocupación y la crisis social. Finalmente, Carlos Bastos no pudo poner “su muro” en Salto Grande. La negativa uruguaya era otro impedimento importante. El pueblo pidió un cambio, y llegó De la Rúa.  

“De la reunión con Carlos Bastos recuerdo que era un tipo determinado a avanzar como sea para la venta de Salto Grande. Se veía como un vampiro con traje y nos dijo, ante nuestro planteo que Uruguay no estaba dispuesto a vender, que si tenía que hacer un muro en el medio de la represa lo iba a hacer… Una tontería sin pies ni cabeza, pero que demostraba la real voluntad de aquel gobierno de desprenderse de las empresas estratégicas del Estado”, recordó Héctor Fava, ex secretario adjunto de SIATRASAG a mediados de los ‘90.

Estos son tiempos nuevos que huelen a la colonia del abuelo.

¿Se repetirá la historia? ¿Habrá esta vez consenso social para vender? ¿Importará? ¿O estará viva la llama de la resistencia? ¿Y que Salto Grande, por más que le deba un motón a la región, es innegociable? ¿Los Concejos Deliberantes se pondrán al frente? ¿La prensa? ¿Los funcionarios y autoridades salientes y entrantes? ¿ ¿Los referentes sociales? ¿El sindicato? ¿Los propios trabajadores de la represa? ¿La ciudadanía en general?¿Los uruguayos?

Hasta ayer, Milei era imposible. En política nada es imposible. 

 

 

Fuentes: DIARIOJUNIO (https://archivo.diariojunio.com.ar/14-de-mayo-de-1995-cuando-todos-fuimos-salto-grande/)/ Ámbito/ Libro: «La NO a la privatización de la represa de Salto Grande. La movilización de un pueblo unido». SIATRASAG. Año 2023.

Volver a la portada
Compartir
  • Rosa Almarse

    PENSAR QUE LA MAYORIA, NO TODOS, LOS EMPLEADOS DE SALTO GRANDE, QUE EN SU MOMENTO ENTRARON POR LA VENTANA, Y HASTA CON LOS MILICOS, SE CAGAN EN LA SOCIEDAD CONCORDIENSE, ENTRERRIANA Y ARGENTINA. TAMBIÉN EN LA POLITICA, CON SUELDASOS QUE COBRAN, JUBILACIONES DE PRIVILEGIO, Y PREMIASOS POR RETIRO. Y VIVEN EN CONTRA DE LOS GOBIERNOS «POPULUSTAS», QUE SOMOS, Y LOS CONCORDIENSES, QUIENES LES SALVAMOS SALTO GRANDE, CON PIQUETES, LOS QUE AHORA ODIAN, DE LA PRIVATIZACION QUE QUERIA HACER MENEM. Y ESTOS EMPLEADOS HOY GARCAS Y PIOJOS RESUCITADOS, VOTAN LOS MACRI, MILEI, QUE VAN EN CONTRA DE ELLOS MISMOS, EN CONTRA DE LOS FERNÁNDEZ, Y SE CREEN DE CLASE ALTA. INFELICES, INGRATOS, ENGREIDOS, TIPICO DE LA CLASE MEDIA ASCENDENTE, LO QUE ESTA MUY BIEN, PERO NO SE OLVIDEN DE DONDE VIENEN, Y SON TAN EMPLEADOS PÚBLICOS, COMO LOS MILICOS, O CUALQUIER OTRO. PERO ADEMAS, DEPENDEN DE CANCILLERÍA, POR SER ENTE BINACIONAL.Y AHORA QUE VOTARON CON ODIO POR MILEI, VIENE EL BASTOS, OTRO TARADO, Y OJO, NO LES VAYA A TOCAR EL CULITO, Y TENGAN QUE SALIR A PROTESTAR, PORQUE EN MI PAIS, LAS REGLAS, QUEDAN SOLO EN EL EL PAPEL, Y MUCHOS TENGAN QUE BAJARSE DEL CABALLO.

  • Si que la vendan, que haga el muro y que raje a todos los empleados. Estoy más que seguro que todos los votaron al peluca. Aparte conociendo, todos critican al Estado que los mantiene y dicen que son una empresa.

  • Viejo venrga y Perpnista memorioso, viejo pelotudo

  • peronista memorioso

    Seria excelente que privatizen la parte argentina de Salto Grande, asi los entrerrianos con plata excedente que sobro de las gestiones peronistas de la gobernación de entre rios y del departamento Concordia como mayores accionistas obviamente la podriamos comprar y tendriamos energia electrica casi gratis para los entrerrianos. Seria un golazo que la represa sea propiedad de nuestra provincia y le venderia la energia bien cara a Buenos Aires.

Bienvenido al archivo de Diario Junio

Ingresá tus datos para acceder al archivo